Si Desea ser notificado de actualizaciones del sitio, escriba su email
Privacidad
creado por
ChangeDetection
Search...
  Google
Search: the Web within www.aricaacaballo.com 
 
 
Índice de Estaciones 
 
Introducción 
E. Arica 
E. Rosario 
E. Poconchile 
E. San Martín 
E. Central 
E. Pampa Ossa 
E. Puquios
 
E. Coronel Alcérreca 
E. Humapalca
 
E. Villa Industrial 
Tacora 
Azufrera de Aguas Calientes 
E. Chislluma 
E. General Lagos
 
E. Visviri 
Trifinio (Tripartito)
 
 
 
 
Visviri (Lat. 17°35'43"S, Long.  69°28'39”O) es la capital de la Comuna General Lagos. Según una estimación para el año 2012, la extensa comuna tendría sólo algo más de 1.200 habitantes, de los cuales sólo poco más de 300 son del sexo femenino. 
 
La frontera con Bolivia está al oriente, a sólo 1km y a 2,5km de la frontera está Charaña (Bolivia), harto más grande que Visviri. Hasta tiene un aeródromo. 
 
Charaña.
 
Cuando funcionaba bien el FCALP (antes del año 2001) Visviri era un lugar importante. 
 
Éste era el edificio-estación de Visviri, hoy ocupado por Carabineros (policía uniformada de Chile).
 
Hay allí muchos carros abandonados desde fines del siglo pasado.
 
Y un hangar.
 
Entre los muchos carros, destaca éste que porta una grúa, también abandonada.
 
Desde Visviri, hacia el sur se pueden ver los volcanes vecinos al lago Chungara. Éste es el Sajama (boliviano).
 
Y éstos son los Payachatas (Pomerape y Parinacota).
 
Al sur de los carros hay un extenso bofedal con hartos camélidos domésticos.
 
Cuando el tren dejaba a Visviri para entrar a Bolivia, este letrero despedía a sus ocupantes.
 
El poblado en sí es raro pues Visviri tiene muy pocos ocupantes y sólo una reducida actividad ganadera y cierta actividad fronteriza, pero muestra una fuerte inversión en grandes edificios de reciente construcción. 
 
Su iglesia católica es muy poco atractiva, inusualmente menos que un templo pentecostal vecino. 
 
La iglesia católica.
 
Sin embargo, hay modernas y sofisticadas estructuras, como ésta que al parecer aun (mayo del 2014) no ha sido inaugurada y cuya utilidad desconozco. Revisando sus espacios y dependencias a través de las ventanas, no pude imaginarme para qué va a servir. 
 
 
Hay una plaza bien implementada, pero desierta. Hay allí harto espacio para actividades artísticas, pero la plaza, desierta.
 
Vecino a la plaza ¿un cine? y un anfiteatro abierto. Adyacente a éste hay un hemiciclo abierto.
 
Tal vez por ser domingo o por la ceremonia de clausura de la exposición trinacional de auquénidos domésticos en el Hito Tripartito, las calles también estaban desiertas: 
 
 
Sin nada más que hacer en Visviri y habiendo ya cumplido nuestro propósito de recorrer el vecindario del tramo chileno del FCALP, nos dimos permiso para hacer un paseo al margen del tema ferroviario: asistimos al cierre de la 6ª Feria-Exposición Trinacional de Auquénidos Domésticos, el domingo 25-V-2014 en el Hito Tripartito
 
 
Desde Visviri, tras hacer un breve trámite en Policía Internacional, Aduana y Servicio Agrícola-Ganadero, recorrimos unos 15km por un buen camino de tierra, hasta llegar al Trifinio o Hito Tripartito, en el extremo nororiental de Chile, donde coinciden las fronteras con Perú y Bolivia. Cada cierto tiempo allí se hacen ferias con modestas mercancías de los tres países. 
 
Había poca gente: unos 40 vehículos y tal vez 300 personas.
 
Éste es el hito. Uno puede pasar de un país a otro por su vecindario. Aquí, mi esposa está en Bolivia.
 
Y aquí está en Perú.
 
Uno de los atractivos del tripartito es la presencia de vistosas "cholitas" (término que uso con aprecio y respeto), cargadas de mercadería,
 
o portandoa  su bebé de la mejor y más sana manera que jamás se ha inventado.
 
Había unos pocos puestos de venta en el territorio boliviano y el peruano.
 
Cholitas en Bolivia.
 
Llegamos al lugar cuando terminaban los discursos de los alcaldes de las tres comunas que confluyen en ese punto geográfico. Tras eso, se eligió a la ñusta Reina del evento y luego tres jueces examinaron a los ejemplares finalistas de cada país para elegir al ganador. 
 
La llama chilena que llegó a finales era hermosa y posaba con altiva elegancia.
 
A una alpaca boliviana no le gustó que la revisaran tanto y se resistió enfáticamente.
 
Nos gustó la delgada elegancia de este ejemplar peruano y la cordialidad de su dueño.
 
Volvimos luego a Visviri y habiendo terminado el tema ferroviario, nos devolvimos a la Carretera Internacional a Bolivia por la ruta A-123, la cual se dirige casi en línea recta hacia Parinacota y está asfaltada hasta unos pocos kilómetros antes de allí. 
 
 
La ruta transita cerca de la frontera con Bolivia, en algunos tramos a escasos metros de ella y roza a varios caseríos o poblados, descritos en este link. Los primeros kilómetros, antes de llegar Guacollo, aburren: sólo una pampa con vegetación tolar, con pocos animales: 
 
 
Guacollo está a unos 27km al sur de Visviri y a 4.100msnm, algo más que Visviri porque la ruta asciende progresivamente en su trayecto hacia el sur, llegando a los 4.550msnm. El poblado está a sólo 1km de la frontera y es poco interesante en sí, pero tiene una típica iglesia andina. 
 
Iglesia de Guacollo.
 
En Guacollo la ruta A.123 se junta con el río Caquena, el cual marca la frontera con Bolivia a lo largo de unos 30km. El río nace en territorio chileno, en la unión de los faldeos del norte de los volcanes Payachata (al sur de éstos está el lago Chungara), fluye hacia el norte y tras unos 25km pasa a marcar la frontera con Bolivia, recibe el río Cosapilla que viene desde el oeste y pasa a llamarse Cosapilla y ya en territorio boliviano desemboca en el río Maure o Mauri y termina llevando todo su caudal a Bolivia. 
 
Río Caquena.
 
Hay mucho más que mostrar de ese “Sector de Carretera” o Altiplano Norte Oriental. Para terminar,  antes de llegar a Parinacota, cuando ya amenazaba con atardecer vimos a algunas de las muy numerosas llamas del sector vecino a Caquena, reunidas en su estancia para pasar la noche:: 
 
 
Justo antes de llegar a Parinacota (4.470msnm), fotografiamos a esta pareja de guallatas o gansos andinos (Chloephaga melanoptera): 
 
 
Ya antes habíamos visto a muchas otras aves peculiares, como esta Kiula o Perdiz de la Puna: 
 
 
Y casi al llegar a la Carretera Internacional nos despidió una vizcacha que aprovechaba los últimos rayos de sol: